NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES

Consejos para prevenir el abuso sexual

El ABUSO SEXUAL se produce cuando, siendo tú menor de edad, otra persona te obliga a mantener un contacto sexual. Para ello se puede valer de la fuerza física, de engaños, de amenazas u ofrecerte dinero o regalos. Generalmente se produce por adultos o jóvenes de mayor edad que la tuya y a los que conoces o con los que tienes algún tipo de relación (parientes, amistad de hermanos mayores, vecinos…). Es muy importante que sepas que:

  • Tu cuerpo te pertenece y nadie tiene que hacerte nada que te haga sentir molesto. Nadie, conocido o desconocido, persona adulta o alguien de tu edad o un poco más mayor, tiene derecho a tocar tus partes íntimas, ni a obligarte a que tú toques las suyas.
  • Es muy probable que te pida que no cuentes nada a nadie o te diga que ese será vuestro secreto. También puede ser que te amenace con que, si le cuentas a alguien lo que te está haciendo, algo malo le ocurrirá a tu familia o a ti. No le creas. Lo hace para poder seguir manteniendo esta situación.
  • Si algo de lo anteriormente dicho te ocurre, ES NECESARIO que acudas a algún adulto cercano en quien confíes y cuentes todo lo que ha ocurrido.
  • NO ES CULPA TUYA vivir una situación de este tipo. Quien te hace pasar por ello tiene una superioridad sobre ti que te hace sentir inseguro e inferior.
  • El abuso sexual ES UN DELITO y se debe denunciar. Por eso es tan importante que se lo cuentes a personas adultas en quienes confíes.

Debes saber que se considera Abuso Sexual:

  • Cualquier tipo de penetración, roces o caricias de tus órganos genitales en contra de tu voluntad.
  • Tocamientos de los órganos genitales del abusador, es decir, que la persona abusadora te pida que le toques.
  • Algunas veces no hay contacto físico, pero puede ser que alguien te diga que le observes desnudo, que le mires mientras se toca sus genitales o mantiene relaciones sexuales con otra u otras personas.
  • Que te obliguen a ver películas o asistir a conversaciones de contenido sexual.
  • Que te pidan que poses desnudo/a con el fin de excitarse u obtener placer sexual.

Si alguien está abusando de ti sexualmente, debes saber que hay cosas que puedes hacer para salir de esta situación. Como te hemos explicado, no es tu culpa y necesitas hablar con alguien respecto a esto, ya sean tus padres, un maestro, un médico o cualquier adulto en quien confíes. Los abusos sexuales si no son tratados debidamente, tienen consecuencias muy negativas para el futuro. Por ello, si te ocurre algo así es MUY IMPORTANTE que lo cuentes. Si no sabes a quién acudir o necesitas que te escuchen, puedes contactar con nosotros a través del Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (900 20 20 10), escribirnos al servicio de Email ANAR, accediendo al mismo a través de nuestra página web (www.anar.org), rellenando el Cuestionario del Menor, o bien a través de nuestro Chat ANAR, también en nuestra página web. Todos nuestros servicios están atendidos por un equipo de profesionales (psicólogos, trabajadores sociales y abogados), son totalmente confidenciales y funcionan 24 horas, todos los días de la semana.

FAMILIAS

EDUCADORES