Fundación Edelvives

GUÍAS DE PREVENCIÓN

 Niños, niñas y adolescentes

Fichas

Consejos para prevenir el abuso sexual

El ABUSO SEXUAL se produce cuando, siendo tú menor de edad, otra persona te obliga a mantener un contacto sexual. Para ello se puede valer de la fuerza física, de engaños, de amenazas u ofrecerte dinero o regalos. Generalmente se produce por adultos o jóvenes de mayor edad que la tuya y a los que conoces o con los que tienes algún tipo de relación (parientes, amistad de hermanos mayores, vecinos…). Es muy importante que sepas que:

  • Tu cuerpo te pertenece y nadie tiene que hacerte nada que te haga sentir molesto. Nadie, conocido o desconocido, persona adulta o alguien de tu edad o un poco más mayor, tiene derecho a tocar tus partes íntimas, ni a obligarte a que tú toques las suyas.
  • Es muy probable que te pida que no cuentes nada a nadie o te diga que ese será vuestro secreto. También puede ser que te amenace con que, si le cuentas a alguien lo que te está haciendo, algo malo le ocurrirá a tu familia o a ti. No le creas. Lo hace para poder seguir manteniendo esta situación.
  • Si algo de lo anteriormente dicho te ocurre, ES NECESARIO que acudas a algún adulto cercano en quien confíes y cuentes todo lo que ha ocurrido.
  • NO ES CULPA TUYA vivir una situación de este tipo. Quien te hace pasar por ello tiene una superioridad sobre ti que te hace sentir inseguro e inferior.
  • El abuso sexual ES UN DELITO y se debe denunciar. Por eso es tan importante que se lo cuentes a personas adultas en quienes confíes.

Debes saber que se considera Abuso Sexual:

  • Cualquier tipo de penetración, roces o caricias de tus órganos genitales en contra de tu voluntad.
  • Tocamientos de los órganos genitales del abusador, es decir, que la persona abusadora te pida que le toques.
  • Algunas veces no hay contacto físico, pero puede ser que alguien te diga que le observes desnudo, que le mires mientras se toca sus genitales o mantiene relaciones sexuales con otra u otras personas.
  • Que te obliguen a ver películas o asistir a conversaciones de contenido sexual.
  • Que te pidan que poses desnudo/a con el fin de excitarse u obtener placer sexual.

Si alguien está abusando de ti sexualmente, debes saber que hay cosas que puedes hacer para salir de esta situación. Como te hemos explicado, no es tu culpa y necesitas hablar con alguien respecto a esto, ya sean tus padres, un maestro, un médico o cualquier adulto en quien confíes. Los abusos sexuales si no son tratados debidamente, tienen consecuencias muy negativas para el futuro. Por ello, si te ocurre algo así es MUY IMPORTANTE que lo cuentes. Si no sabes a quién acudir o necesitas que te escuchen, puedes contactar con nosotros a través del Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (900 20 20 10), escribirnos al servicio de Email ANAR, accediendo al mismo a través de nuestra página web (www.anar.org), rellenando el Cuestionario del Menor, o bien a través de nuestro Chat ANAR, también en nuestra página web. Todos nuestros servicios están atendidos por un equipo de profesionales (psicólogos, trabajadores sociales y abogados), son totalmente confidenciales y funcionan 24 horas, todos los días de la semana.

Familias

Cómo prevenir el abuso sexual

Cuando hablamos de «abuso sexual» hablamos de una actitud o comportamiento que realiza un adulto con un menor con la intención de obtener satisfacción sexual. Esto implica actuación física y manipulación emocional y psicológica.

Es importante también que los padres sepáis que la mayoría de los abusos a menores ocurren en el propio hogar o entorno cercano de los menores y los agresores, generalmente, son personas conocidas por ellos, las cuales tienen fácil acceso a esos menores. El silencio que rodea esta experiencia es lo que permite que la situación se siga manteniendo.

Hay que enseñar a los/as niños/as desde que son pequeños, adaptando el lenguaje como se hace en cualquier otra situación de prevención, a diferenciar situaciones normales y positivas de contacto y afecto, de otras situaciones «raras», «feas» o que pueden «hacer daño» y también a enseñar a decir «no» a estas últimas.

Así mismo, es necesario hacer hincapié en que cuenten todo lo que les pase que les preocupe, les asuste, les haga sentir incómodos o les dañe. Aunque esa persona les diga que no lo cuenten, ellos/as tienen que hacerlo para que podáis ayudarles. Por eso es muy importante que os mostréis cercanos y les aseguréis que vais a estar ahí siempre para escucharlos y protegerles.

TIENEN QUE DECIR «NO» Y LUEGO CONTARLO CUANDO:

  • La situación le resulte extraña, algo no le guste (besos raros, quitarse la ropa en momentos inadecuados, pedirle que enseñe o toque partes de su cuerpo…).
  • Tenga miedo, no confíe, no esté a gusto…
  • Le hagan daño.
  • Le traten de llevar a sitios a solas o se acerque alguien desconocido.

Es muy importante tener en cuenta que cuando un/a niño/a pequeño/a cuenta que está siendo abusado no suele estar mintiendo, ya que los niños no fantasean sobre estas cuestiones.

Las señales que pueden hacer sospechar que un menor está siendo abusado pueden ser:

  • El menor se resiste a ir a determinado lugar o a quedarse con determinada persona.
  • Tiene pesadillas, se orina en la cama, tiende a tener comportamientos que antes no tenía o vuelve a etapas que estaban ya superadas.
  • Teme dormir solo.
  • Tiene trastornos alimentarios (come mucho más o mucho menos que antes).
  • De forma repentina rechaza al padre o a la madre o a algún familiar de su entorno cercano.
  • Baja su rendimiento escolar.

Si necesitas ser orientado sobre este tema o te surgen dudas, puedes contactar con nosotros a través de nuestros Teléfonos ANAR del Adulto y la Familia (91 726 01 01 y 600 50 51 52), o bien a través de nuestro servicio de Email ANAR, accediendo al mismo a través de nuestra página web (www.anar.org), rellenando el Cuestionario del Adulto. Todos nuestros servicios funcionan 24 horas, todos los días de la semana y están atendidos por un equipo de profesionales (psicólogos, trabajadores sociales y abogados).

 

Guía de prevención adultos

  Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas (20 de noviembre de 1989) http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/CRC.aspx Objetivos de Desarrollo Sostenible (Objetivo 16.2: «Poner fin al maltrato, la explotación, la trata y todas las formas de violencia y tortura contra los niños»). http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible/ Convenio del Consejo de Europa para la protección de los niños y niñas contra la explotación y el abuso sexual (Lanzarote, 25 de octubre de 2007) https://www.boe.es/buscar/pdf/2010/BOE-A-2010-17392-consolidado.pdf Directiva 2011/92/UE del Parlamento Europeo y del Consejo (13 de diciembre de 2011) Relativa a la lucha contra los abusos sexuales y la explotación sexual de los menores y la pornografía infantil https://www.boe.es/doue/2011/335/L00001-00014.pdf Ley Orgánica 1/1996, de Protección Jurídica del Menor, de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil (15 de enero de 1996) http://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1996-1069 Ley Orgánica 26/2015 de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia (22 de julio de 2015) http://www.boe.es/boe/dias/2015/07/29/pdfs/BOE-A-2015-8470.pdf Código Penal (edición actualizada a 14 de diciembre de 2017) https://goo.gl/o4vEsg (DESCARGA PDF)

Educadores

Cómo detectar el abuso sexual

Hablamos de «abuso sexual» cuando un adulto tiene una actitud o comportamiento con un menor a través del cual busca satisfacerse sexualmente. En estos comportamientos se dan actuación física y manipulación emocional y psicológica.

Una forma habitual de detección de abusos sexuales es a través de los profesionales que trabajan con el «menor víctima» (profesores y pediatras principalmente). Es muy importante que los profesionales que trabajáis con menores, os concienciéis de que estos comportamientos deben ser denunciados en todos los casos y que el/la menor víctima debe tener apoyo psicológico. Las personas adultas que han sufrido algún tipo de abuso sexual en su niñez o adolescencia arrastran problemas a lo largo de su vida y suelen necesitar un apoyo o terapia psicológica especializada para superarlos.

Cuando un menor da señales de que está siendo abusado, hay que creerle. Los niños pueden inventar historias, pero muy rara vez lo hacen sobre relaciones sexuales imaginarias con adultos. No tienen aún la madurez suficiente para entender estas cuestiones.

A veces, es difícil que un/a niño/a cuente lo que le está pasando porque él/ella mismo/a no tiene explicación para ello, pero hay señales que hablan de que puede estar teniendo este problema. Por tanto, hay que estar atentos a:

  • Cambios en el sueño o el apetito.
  • Puede querer aislarse cuando antes no lo hacía.
  • No querer estar solo o mostrarse temeroso a dormir solo.
  • Rechazar a algún adulto de forma insistente.
  • Tener señales físicas (rojeces, escoceduras o irritaciones en sus partes íntimas.

El periodo de reajuste después del abuso puede ser difícil para los padres/madres y para el/la niño/a. Muchos/as continúan perturbados y atemorizados durante varias semanas. También es importante tener en cuenta que hay que dar herramientas a los padres/madres para enfrentarse a esta situación y no agravar el problema con la ansiedad que pueda surgirles al respecto, por tanto, es bueno que, además del menor, los padres/madres puedan recurrir a un apoyo psicológico que les ayude a elaborar esta circunstancia y ofrecer a su hijo/a el apoyo, seguridad y protección que necesitan.

Si conoces algún menor que pueda estar en una situación de este tipo, puedes contactar con nosotros a través de nuestros Teléfonos ANAR del Adulto y la Familia ( 91 726 01 01 y 600 50 51 52), o bien a través de nuestro servicio de Email ANAR, accediendo al mismo a través de nuestra página web (www.anar.org), rellenando el Cuestionario del Adulto. Todos nuestros servicios funcionan 24 horas, todos los días de la semana y están atendidos por un equipo de profesionales (psicólogos, trabajadores sociales y abogados).

Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas (20 de noviembre de 1989) http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/CRC.aspx

Objetivos de Desarrollo Sostenible (Objetivo 16.2: «Poner fin al maltrato, la explotación, la trata y todas las formas de violencia y tortura contra los niños»). http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible/

Convenio del Consejo de Europa para la protección de los niños y niñas contra la explotación y el abuso sexual (Lanzarote, 25 de octubre de 2007) https://www.boe.es/buscar/pdf/2010/BOE-A-2010-17392-consolidado.pdf

Directiva 2011/92/UE del Parlamento Europeo y del Consejo (13 de diciembre de 2011) Relativa a la lucha contra los abusos sexuales y la explotación sexual de los menores y la pornografía infantil https://www.boe.es/doue/2011/335/L00001-00014.pdf

Ley Orgánica 1/1996, de Protección Jurídica del Menor, de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil (15 de enero de 1996) http://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1996-1069

Ley Orgánica 26/2015 de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia (22 de julio de 2015) http://www.boe.es/boe/dias/2015/07/29/pdfs/BOE-A-2015-8470.pdf

Código Penal (edición actualizada a 14 de diciembre de 2017) https://goo.gl/o4vEsg (DESCARGA PDF)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies